Proyección11.01.2018
(0)guardarlectura zen
Díaz de León dice que los elementos que afectan la inflación son transitorios y promete bajarla
LPOEl gobernador del Banxico aseguró que desde enero empezará el descenso. Los riesgos.

Desde agosto de 2017 se esperaba  que la inflación comenzaría su trayectoria a la baja para lograr converger con el objetivo del Banxico que es de 3%. Pero los choques, que entonces José Antonio Meade, a cargo de Hacienda y Agustín Carstens, entonces gobernador central, aseguraban eran "transitorios", continuaron empujando todo el año a los precios del consumidor por arriba del doble, ubicándose en 6.7%. 

Alejandro Díaz de León, al frente del Banco de México, regresa a esta apuesta y asegura que a partir de este enero, los precios al consumidor comenzarán a descender. En mayor medida, por que asegura que los choques que se vieron al final de 2017 son "transitorios".

En realidad  el pronóstico de los analistas coinciden con que comenzará a verse un descenso, sin embargo explican que tiene que ver con que este enero la comparación será desigual por el fuerte incremento de las gasolinas que arrancó hace un año. Aunque ciertamente los energéticos -el elemento que ha metido mayor presión- siguen con precios elevados. 

Díaz de León señaló que de los elementos que más afectaron a la inflación fueron los altos precios del gas LP, que en el último mes del año tocaron máximos históricos, afectados por distintas condiciones climáticas en Estados Unidos. 

Algunas cosechas y verduras también se vieron afectadas por estas mismas condiciones, lo que afectó también a su precio y como tercer elemento, el tipo de cambio ha seguido afectado por la incertidumbre de una prolongada discusión sobre el TLCAN. 

"Vimos choques adicionales en el ultimo trimestre del año que afectaron producción de gas LP en Estados Unidos, también en frutas y verduras. Pero son efectos transitorios", insistió en el seminario de Perspectivas Económicas del ITAM. 

El gobernador del banco central expuso que a pesar de esos choques que afectan a la inflación,  "se han podido mantener ancladas las expectativas de mediano y largo plazo. Aunque hay una brecha pequeña respecto al 3% (objetivo del Banxico), es acotado y estable", aseguró. 

En ese escenario,  afirmó que la inflación ya tendrá una reducción en enero "y continuará una tendencia descendente y se acercará a la meta de 3% a finales de año", prometió. 

Más tarde, el secretario de  Hacienda, José Antonio González Anaya, respaldó la visión: "Ellos lo creen y nosotros también. Se puede ver que las expectativas de su tendencia descendente están bien ancladas", dijo en el mismo espacio. 

Aunque Díaz de León reconoce que hay retos que podrían poner en riesgo lo anterior: una inflación subyacente con choques adicionales -como se vio todo el año pasado-, que el mercado laboral tenga presiones inflacionarias y que el tipo de cambio se desborde.

Díaz de León también defendió la política monetaria que se ha implementado, es decir, con incrementos en la tasa de interés: "Ha sido necesario para que el tránsito de la economía sea ordenado ante estos choques como depreciación del tipo de cambio, permite un ajuste ordenado en los mercados financieros e induce una inflación a la baja".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.