Cataluña06.01.2018
(0)guardarlectura zen
La Corte española mantiene preso a Junqueras y traba el armado del gobierno catalán
LPO (Buenos Aires)Necesitan hacer renunciar a varios de sus diputados electos que están presos o en Bélgica.

El Tribunal Supremo de España rechazó la excarcelación del ex vicepresidente de Cataluña Oriol Junqueras, en un fallo que fue duramente cuestionado por los independentistas, que a días de la conformación del nuevo parlamento siguen lejos de despejar los obstáculos para formar gobierno.

Los integrantes del tribunal argumentaron que Junqueras puede reincidir en los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos por los que fue detenido el 2 de noviembre, luego de la declaración unilateral de la independencia catalana. El ex presidente regional Carles Puigdemont dijo que su aliado ya no es un preso político sino un "rehén".

Junqueras, líder de la Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), se comprometió ante los jueces a buscar una vía de negociación con Madrid para resolver la crisis, pero el Tribunal consideró que existe "un riesgo relevante de reiteración delictiva" para volver a impulsar la independencia unilateral.

Ese es el principal riesgo para el sistema político español después de las elecciones anticipadas que impulsó Mariano Rajoy en Cataluña y que para su sorpresa terminaron en otro triunfo de los independentistas, que sumados quedaron en condiciones de formar gobierno nuevamente.

Pero la avanzada judicial contra los ex funcionarios está complicando seriamente la posibilidad de conformar gobierno, además de las diferencias políticas que existen entre el ERC de Junqueras y el partido Junts x Cataluña (JxC) de Puigdemont.

Es que de los 70 diputados electos que logró el independentismo (dos más de los necesarios para tener la mayoría absoluta), ocho están presos o exiliados en Bruselas. Además de Junqueras, están detenidos Jordi Sánchez y Joaquim Forn, ambos de JxC. En tanto, están en la capital belga Puigdemont y otros cuatro parlamentarios electos.

Puigdemont y Junqueras fueron al tope de las listas independentistas más votadas, y por ende son los candidatos naturales a encabezar el futuro gobierno catalán (con preferencia para el primero que logró más escaños), pero su situación judicial abre una incógnita sobre cuál será la alternativa que tomarán los soberanistas.

Por lo pronto, los cuatro parlamentarios electos que acompañan al ex presidente en Bélgica (y que no regresan a España para no ser detenidos) estarían en negociaciones para renunciar a sus bancas y que puedan asumir quienes les siguieron en las listas. Los ejes de las conversaciones pasan por definir cuál será el papel que jugará cada uno de ellos dentro de sus partidos y en un hipotético Ejecutivo catalán y qué tipo de apoyo van a tener mientras permanezcan en Bruselas, incluyendo cuestiones económicas.

Descartado que Puigdemont y Junqueras renuncien a sus bancas, los soberanistas esperan que los dirigentes encarcelados puedan asistir a las sesiones parlamentarias claves aunque continúen en prisión, según informó el diario La Vanguardia. Sánchez y Forn deberán declarar la semana próxima ante la justicia en un intento de conseguir su liberación, pero la decisión del Tribunal Superior sobre Junqueras parece anticiparles el mismo futuro.

La justicia aún no resolvió si autorizará a los legisladores presos a asistir al Parlament a votar en la sesión de constitución del próximo día 17 y en el debate de investidura que se debe celebrar antes del 31 de enero, pero ya descartó que puedan hacerlo los diputados electos que permanecen en Bruselas, por lo que la opción más plausible es su renuncia.

Más allá de este complicado panorama judicial, tampoco está claro el panorama de quién será el elegido por los independentistas para liderar el nuevo gobierno. Este jueves el diputado del ERC Gabriel Rufián dijo que si Puigdemont no regresa a España como prometió, deberían investigar a Junqueras.

Esto provocó una fuerte reacción de JxC. "Reiteramos que solo existe un plan, restituir al presidente Puigdemont y al Govern legítimo. Cualquier otro plan es dar por bueno el golpe de Estado de Rajoy y no respetar el resultado de las elecciones", señalaron en un comunicado, donde admiten que están lejos de un acuerdos con sus socios del ERC y también con los de CUP con un bloque más pequeño. Tras esto, un portavoz del ERC tuvo que aclarar que la primera opción sigue siendo Puigdemont.

Mientras tanto, los liberales de Ciudadanos (la fuerza más votada en las elecciones) están a la espera de las definiciones dentro del independentismo y apuestan a que los diputados exiliados no regresen ni renuncien a sus bancas, lo que los dejaría sin mayoría.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.