Migración09.10.2017
(0)guardarlectura zen
Trump rompe el pacto con los demócratas y ahora exige el muro a cambio de proteger a dreamers
LPOEl mes pasado el presidente acordó apoyar legislación para proteger a los indocumentados. Ayer exigió la construcción del muro a cambio.

 El domingo la Casa Blanca envió un documento al Congreso delineando sus requisitos para apoyar cualquier legislación que pretendan pasar para apoyar a los inmigrantes indocumentados que se verán afectados por el fin del programa DACA el próximo mes de marzo. A diferencia de lo que acordó Trump el mes pasado con el liderazgo demócrata, los nuevos términos son abiertamente hostiles con los inmigrantes, empezando por exigir la construcción del muro fronterizo entre nuestro país y Estados Unidos.

El pasado 13 de septiembre Donald Trump se reunió con los líderes demócratas en el Congreso, la representante Nancy Pelosi y el senador Chuck Schumer, para discutir el futuro de los dreamers, jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, y de qué ocurrirá con ellos una vez que el programa DACA, creado por Barack Obama, llegué a su fin -por órdenes de Trump- el próximo mes de marzo.

Tras la reunión de septiembre Schumer y Pelosi anunciaron que habían llegado a un histórico acuerdo con el presidente anti-inmigrante: Trump apoyaría legislación para proteger a los dreamers

Tras la reunión de septiembre Schumer y Pelosi anunciaron que habían llegado a un histórico acuerdo con el presidente anti-inmigrante: Trump apoyaría legislación para proteger a los dreamers a cambio únicamente de mayor seguridad fronteriza. Ese "trato" es uno que los republicanos han hecho desde hace décadas a cambio de pasar legislación que saben será impopular entre sus votantes más conservadores. En el fondo se sabe que "mayor seguridad fronteriza" no significa mucho más que unos cuantos dólares extra para las autoridades migratorias y algunos drones nuevos. Es decir, el trato que Trump alcanzó el mes pasado era básicamente un resonante triunfo para los demócratas y los jóvenes indocumentados. Así se lo hicieron saber sus seguidores más leales en las comunidades pro-Trump a lo largo y ancho de internet.

Además del muro, el documento que envió el presidente contempla:

-Prohibir a los inmigrantes legalizados que lleven a otros miembros de sus familias a Estados Unidos

-Penas contra las llamadas ciudades santuario que protegen a los indocumentados

-370 nuevos jueces migratorios y 300 nuevos fiscales para temas de migración

-10,000 nuevos agentes para ICE, la agencia policiaca del servicio migratorio, y 1,000 nuevos abogados

En el documento Trump advierte que estos puntos "deben ser incluidos como parte de cualquier legislación que aborde el estatus de los protegidos por DACA".

Pelosi y Schumer respondieron a la carta enviada por la Casa Blanca con un comunicado donde afirman que la administración "no podía hablar en serio" de apoyar a los dreamers enviando una lista que va en contra de ellos, "de la comunidad inmigrante y de la vasta mayoría de norteamericanos", aseguraron.

"La lista incluye el muro, que explícitamente fue descartado en las negociaciones. Si el presidente hablaba en serio de proteger a los dreamers, su staff no ha hecho un verdadero esfuerzo en hacerlo".

Se estima que el muro fronterizo de Trump tendría un costo de 21 mil millones de dólares y tomaría cuatro años de construcción.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.