Finanzas10.08.2017
(0)guardarlectura zen
Ahora HR Ratings respalda esfuerzos por reducir el riesgo de deuda y mejora perspectiva de México
LPOConsideró buen desempeño de las finanzas públicas. También se une al consenso del 'efecto AMLO' en la inversión.

Así como lo hizo primero Standard and Poor's (S&P) y Fitch, ahora es HR Ratings que da su espaldarazo al gobierno mexicano y también pasa su perspectiva de las calificaciones de la deuda soberana de México de "Negativa" a "Estable", confiando en el camino de reducción de la deuda.

La calificadora determinó lo anterior por "el buen desempeño de las finanzas públicas al cierre de 2016 y durante el primer semestre de 2017, periodos donde han mejorado las distintas mediciones del balance financiero".

Los resultados sobre finanzas públicas al primer semestre del año arrojaron datos por arriba de lo estimado, arrojando un superávit, explicado principalmente por los remanentes que dio el Banxico, sin embargo, la calificadora añadió que también influyó la reducción en el gasto programable y el incremento en los ingresos petroleros.

Señaló también que se ha tenido un manejo prudente de las finanzas públicas, lo que ha reafirmado la capacidad de la política fiscal para reaccionar ante situaciones de estrés".

En ese escenario, la firma apuntó que para el cierre de 2017 supone que la deuda, de manera general, caerá a 46.2% del PIB, contra el 50.1% al cierre de 2016 y el 51.5% que estimaba HR Ratings en su reporte anterior.

Aunque mantiene las calificaciones crediticias para el país para el corto y largo plazo HR A -(G) y HR2 (G), y es que no deja de lado que aún existen riesgos: el proceso electoral en 2018 y la renegociación del TLCAN.

En su análisis, estos dos elementos "podrían procurar una depreciación, aumentando en pesos el monto de la deuda denominado en dólares y poniendo en riesgo las estimaciones del cociente deuda a PIB".

Adicionalmente expuso la incertidumbre política en los Estados Unidos, con respecto a su capacidad para implementar reformas fiscales pone en riesgo su crecimiento de largo plazo, lo que podría debilitar la actividad económica de México.

Además, engrosa el consenso de firmas que consideran que será difícil que Andrés Manuel López Obrador eche atrás las reformas, pero no por ello dejarán de existir complicaciones, como ya advirtieron JP Morgan y Moody's.

"Será complicado que el proyecto de política económica cambie tras las elecciones, podría no haber una mayoría legislativa en el congreso, complicando la factibilidad de implementar reformas estructurales significativas".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.